Buscar
  • contactoporladigni

El triunfo de la paridad

Actualizado: mar 6


Fotografía: Malu Ortega

Hace algunos meses, pocos días después del estallido social del 18 de octubre, un numeroso grupo de personas entregó una Carta Abierta a los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado y a los presidentes de los partidos políticos. Entre los firmantes de esa carta, estuvimos algunos de los que unas semanas más tarde formamos el Partido por la Dignidad. En ese documento manifestamos la preocupación porque el Acuerdo del 15 de noviembre llamado "por la Paz y la Nueva Constitución" no incluía la paridad de género, participación proporcional de representantes de los pueblos originarios, ni aseguraba las postulaciones de independientes en forma igualitaria en la forma de elegir a los constituyentes. Esa inquietud se la hicimos saber directamente al presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores, quien compartió con quienes estuvimos reunidos con él en Santiago la preocupación por ese hecho, y se comprometió a hacerla ver en las instancias en que tuviera participación. Un rol relevante en aquella reunión tuvo también la médica y diputada del Partido Radical Marcela Hernando, quien suscribió públicamente el contenido de la Carta Abierta. Al forjar el Partido Por la Dignidad insistimos en nuestros postulados fundacionales en  la paridad de género en la Comisión Constituyente. El tiempo y la perseverancia de algunas parlamentarias y dirigentas -y de personas que han apoyado esta causa- ha dado sus frutos. El Parlamento aprobó finalmente la paridad de género para la elección de los integrantes del proceso constituyente. Esa decisión parlamentaria se transforma en un hecho histórico, ya que Chile pasaría a ser el primer país del mundo que toma una decisión de esta índole. Nos alegramos entonces y festejamos junto a millones de personas este triunfo de la razón, en la víspera de la conmemoración del Día de la Mujer. Es nuestro mejor homenaje no solo a las mujeres chilenas sino a esas mujeres que en hace ya 111 años murieron en el incendio de la fábrica de Cotton, en Estados Unidos, cuando luchaban por la igualdad de derechos y salarios. Está claro que el mérito de este logro es atribuible a la movilización social y a la presión ciudadana ejercida en estos meses. Aunque el mecanismo resulte algo complejo, lo consideramos también un significativo avance en este histórico desafío que hemos asumido como Partido: lograr que los independientes, y muy en particular las mujeres, que han sido artífices y pilares fundamentales del despertar de Chile, puedan competir en igualdad de condiciones en el proceso constituyente.

112 vistas1 comentario