Buscar
  • contactoporladigni

Declaración Pública: A los partidos políticos y a la ciudadanía



Felicitamos y agradecemos a todos y todas quienes con esfuerzo y aun a riesgo de su salud, han dado a Chile esta inmensa alegría que significa el notable triunfo del Apruebo una Nueva Constitución con un 78,37%, y haber decidido que esta sea elaborada por una Convención Constitucional en una proporción aún mayor, que ascendió al 79 % como promedio nacional.


El domingo 25 de octubre, con la mayor concurrencia de votantes que Chile ha registrado en su historia, logramos abrir un duro cerrojo y cruzar una puerta que nos permite reanudar la esperanza en una sociedad mejor que logre superar los enormes problemas, desigualdades e injusticias que afectan a la mayor parte de la población del país.


El Estallido Social iniciado por los jóvenes hace algo más de un año, al que se sumaron personas de diferentes edades a través de las distintas regiones del país, ha culminado en esta victoria, en medio de las inquietudes e incertidumbre provocadas por la pandemia.


Queremos recordar en esta hora de celebración a las víctimas de las protestas, a quienes perdieron la vista como consecuencia de la violencia policial, y adherimos a quienes han planteado la libertad para los presos del movimiento iniciado el 18 de octubre de 2019.


El clima de cultura cívica en que se desarrolló el Plebiscito y la celebración pacífica posterior sellaron la jornada del domingo con ánimo de emoción y de esperanza. Pero no podemos interpretar este momento como un punto de llegada; por el contrario, nos lleva a seguir haciendo un camino a ratos difícil y nos obliga a sumar energías y voluntades para lograr generar los profundos cambios que nuestro país necesita y exige.


Es tiempo ahora de reflexionar y debatir sobre ese Chile diferente que queremos y dejar atrás la arcaica Constitución que nos ha atrapado desde la dictadura. Es cierto que la nueva Constitución no dará respuesta a todos los problemas, pero nos generará el marco sobre el cual cimentar las bases de nuestra convivencia futura, la forma de entender, definir y garantizar los derechos de todas y todos y la de construir nuestra sociedad con un Estado solidario en lugar de un Estado subsidiario, como el existente.


Desde que nos decidimos a forjar el Partido por la Dignidad planteamos la necesidad de ser una plataforma para que las personas independientes puedan llegar a estar representadas en la Convención Constitucional. Hoy lo reiteramos con más ánimo todavía: es necesario que los independientes estén representados en igualdad de condiciones respecto de los integrantes de partidos políticos en la Convención que elaborará la Constitución. Creemos indispensable que mujeres y hombres no militantes de partidos puedan ser candidatos y formar parte del proceso que se inicia. Hoy esa igualdad no es posible, ni siquiera con la última reforma que aún se tramita en el Congreso. Las barreras de entrada -tanto por el número de firmas que se requiere como por las condiciones económicas desmedradas- hacen que eso sea una tarea titánica. Y si esto no se soluciona, el día de mañana podría provocar muchas frustraciones. Como Partido por la Dignidad, queremos estar presentes y apoyar a los constituyentes durante todo el proceso hasta el plebiscito de salida en que se votará la Nueva Constitución.


Llamamos a los partidos políticos que comprendan a cabalidad el mensaje del Plebiscito, que consideren la elocuente voz del pueblo que se manifestó claramente y que incluso expresó en forma rotunda su preferencia por la Comisión Constitucional versus la Mixta.


Por otra parte, y tal como ya incluso algunos parlamentarios lo han hecho, llamamos a la formación de una sólo lista con criterio unitario para que el resultado del Apruebo que celebramos hoy se reproduzca en abril y permita efectuar los cambios que el país demanda.


Como Partido por la Dignidad, entretanto, renovamos nuestro compromiso de seguir en el empeño por ser un instrumento para que los chilenos y chilenas sin militancia política tengan una herramienta que les permita competir en igualdad de condiciones. Respaldamos los cupos reservados para nuestros pueblos originarios y, desde luego, la paridad de género conquistada con anterioridad. Pero consideramos que la situación de los independientes está aún en suspenso.


Por ello, hemos decidido reinscribirnos, en vista de que a fines de septiembre caducó el plazo original. Llamamos a quienes se inscribieron junto a nosotros en los primeros meses del año –antes que la pandemia interrumpiera nuestros planes- para que continuemos en este proyecto. Invitamos también a sumarse a todas y todos los que compartan las ideas y propuestas que hemos venido planteando.


En este link se pueden encontrar más detalles sobre cómo ser parte de esta iniciativa. ¡Hasta que la Dignidad se haga costumbre!


Directiva Partido por la Dignidad

Santiago de Chile, 30 de octubre de 2020

104 vistas