Buscar
  • contactoporladigni

Creaciones pandémicas

Columna de Carmen Imperatore, periodista de la Universidad de Chile, escritora y editora independiente.



¿CULPABLE?

-Sea como sea, de todas maneras no salgo de mi casa…


Se me acusa de ser proclive a creer en teorías conspirativas... y tal vez por eso, “mágicamente”, para enmendar mi tendencia, me llegó a través de las redes sociales una encuesta donde preguntan “¿hasta ahora cual teoría es tu favorita?” Y se mencionan diversas posibilidades: la conspiración china, la hipótesis del murciélago, someternos a través del miedo, la venta de vacunas, la ira de Dios por impulsar el aborto y el maya disléxico confundió 2021 con 2012…


Investigando estas aseveraciones descubro que hace cinco años la televisión pública italiana -TGR- difundió un reportaje donde demostraba que científicos chinos estaban creando un supervirus en un experimento mediante el cual inyectaron proteína de murciélago al virus SARS, que provoca neumonía aguda en ratones y que podría afectar a los humanos. Estados Unidos, que apoyaba al laboratorio, le negó financiamiento, pero los chinos siguieron con su experimento…

Respecto al miedo, repasé una entrevista de Mónica Echeverría a Sonia Edwards, donde esta última aseguraba que su hermano tenía claro que el miedo somete a las masas y que usaba esta estrategia a través de El Mercurio. Sin duda, en la actualidad los medios de comunicación del mundo nos bombardean con noticias catastróficas que inevitablemente producen temor, ansiedad y paralizan.


La idea de que los laboratorios crean virus para vender vacunas es más antigua que el hilo negro y no pongo en duda su veracidad. En cuanto a la ira de Dios, yo diría que no es por el aborto, más bien se trata de la Naturaleza que se rebela, harta de que la destruyamos; y sobre el maya disléxico, no hay duda de que el mundo que conocemos está llegando a su fin…

En resumen, sigo creyendo que las teorías conspirativas ocultan retazos de verdades ineludibles. ¿Acaso no es rarísimo que justamente cuando los ciudadanos del mundo comenzaron a protestar en serio por tanto abuso, robo, inequidad y descaro apareció el famoso virus? No hay certeza de que haya sido lanzado intencionalmente ni tampoco los aviesos propósitos de su creación, pero en todo caso le vino “como anillo al dedo” a varios gobiernos del planeta, entre ellos al nuestro. Decía mi abuela “no creo en los brujos Garay, pero de que los hay los hay”. Y los brujos de nuestra era son los grandes manipuladores de las altas esferas, de los cuales ya les contaré algunas historias que huelen a conspiración, aunque transmiten varios datos comprobables…


Cómo y por qué emergió el coronavirus es un misterio, pero logró su propósito de paralizarnos, sin posibilidad alguna de salir de nuestras casas…


281 vistas2 comentarios